Manejo a la defensiva: 9 consejos para estar seguro al volante

Manejar a la defensiva es primordial para mantener la seguridad en tus viajes. ¿Qué es y cómo ponerlo en práctica? Averígualo en este post.

22 de diciembre 2021

Manejo a la defensiva

Una de las maneras más efectivas de evitar accidentes de tránsito es manejar a la defensiva. Es la estrategia que todo conductor debe usar para adelantarse a los errores ajenos y tomar decisiones acertadas.

Significa estar siempre atento, nunca ser agresivo al volante y poner a la paciencia como centro de todo. Porque nada es más importante que mantenerte a ti y a los tuyos a salvo, ni un evento importante, ni ser puntual.

Por eso te invitamos a manejar a la defensiva siempre, porque la seguridad es el valor fundamental de conducir un vehículo.

¿Cómo poner en práctica el manejo a la defensiva?

Hay distintas técnicas y fundamentos que debes seguir para ser un conductor que maneja a la defensiva. Estar consciente de ti mismo y tu conducción al manejar, preguntarte siempre: ¿estoy bien para conducir?, ¿estoy seguro yo y quienes me rodean al tener a alguien en mi condición manejando un vehículo?

Si estás aburrido, soñoliento o pasas por un mal momento emocional, por ejemplo, debes ser lo más objetivo posible y pasar el volante si es necesario.

Revisa si el carro usado que quieres tiene accidentes previos.

Ingresa la Placa del vehículo

9 consejos para manejar a la defensiva

Para hacértelo más fácil aún, te compartimos estas 9 reglas fundamentales del manejo defensivo para que tengas una guía que te permita manejar con seguridad:

1.- Todos cometemos errores

Pon atención a las acciones de los otros conductores, sé consciente que en cualquier momento pueden equivocarse y jamás des por sentado que cumplirán las normas de tránsito.

2.- Mantén la distancia

La distancia es tu mayor defensa cuando surge un imprevisto en la vía. Si sucede un frenado inesperado o algo anormal en el camino, al contar con varios metros de diferencia tendrás tiempo de respuesta. La recomendación es, como mínimo, poder ver por completo la placa del vehículo de adelante.

3.- Sé predecible

Haz que los conductores que te rodean sepan siempre tus siguientes movimientos. Utiliza las luces de viraje e intermitentes, al igual que el cambio de luces. Mientras mejor sea tu comunicación con los demás, más segura será la conducción.

4.- Pierde tiempo

Siempre es mejor pasarse y tomar el retorno más próximo antes que realizar movimientos inesperados para quienes nos rodean en la vía. Si se te pasó y no te posicionaste como debías para doblar o salir de una carretera, es mejor que pierdas tiempo, antes de poner en riesgo tu vida.

5.- Punto ciego

Se trata del lugar exacto donde un vehículo que va a tu lado, no se ve ni por el rabillo del ojo ni por los espejos (ojo con las motos y los ciclistas). Lo mismo al revés, por eso preocúpate de nunca mantenerte en el punto ciego de otros vehículos, sobre todo si son más grandes, como camiones o autobuses.

6.- Siempre en estado zen

Si otro conductor cometió un error o notas que está manejando de manera impetuosa, jamás reacciones o busques darle una lección. Lo mejor que puedes hacer es alejarte lo antes posible de su alcance.

7.- Mantén en buena forma tu carro

Que tu carro esté en buenas condiciones es un gran paso para tu seguridad, ya que muchas veces los errores en la vía no se comenten por faltas de los conductores, sino por averías de los vehículos. En ese sentido, es muy importante que le hagas mantenciones preventivas a tu carro periódicamente.

8.- Si bebes, no conduzcas.

Más que conducción a la defensiva, este es un acto de responsabilidad civil. Todos sabemos lo peligroso y la cantidad de víctimas que el alcohol se lleva al volante. Por eso, no bebas ni antes ni mientras manejes, tampoco lo hagas bajo los efectos de drogas. Mantener la atención y conducir lúcido también es manejar a la defensiva.

9.- Las normas del tránsito son tus normas.

Parece obvio, pero conocer y respetar las normas del tránsito es imprescindible para manejar de manera segura y civilizada.

En resumidas cuentas, manejar de manera defensiva es estar consciente de que, si tenemos cuidado con los otros conductores y manejamos de manera prudente, estamos cuidándonos a nosotros mismos.

Revisa si el carro usado que quieres tiene accidentes previos.

Ingresa la Placa del vehículo