Prueba de alcoholemia: en qué consiste el procedimiento

25 de agosto 2019

Periodista externa

La prueba de alcoholemia es uno de los mecanismos que utilizan las autoridades de tránsito para afianzar la seguridad vial. Conoce cuál es el procedimiento correcto que deben seguir los agentes al realizar una prueba de alcoholemia y qué derechos tienen los conductores en el proceso.

Conoce el historial de cualquier vehículo con el Informe Autofact. ¡Compra informado!

Ingresa la Placa del vehículo

¿Cuál es la prueba de alcoholemia de tránsito?

Es la evaluación que realizan las autoridades de tránsito a los conductores para medir el grado de alcohol en la sangre (embriaguez). Para esto se utiliza un alcoholímetro o alcohosensor, que consiste en una caja portátil con una boquilla que el conductor debe soplar, y de esta manera, indicar el nivel de alcohol en la sangre de la persona evaluada.

La medida está expresada en mg de etanol/100 ml de sangre total. De allí se relaciona una tabla que indica, de acuerdo al grado de alcohol, las sanciones correspondientes. Estas sanciones incluyen suspensión de la licencia de conducir, multas e inmovilización del vehículo. La reincidencia también es castigada con penas más severas.

¿Qué protocolo deben seguir las autoridades al realizar la prueba de alcoholemia?

La autoridad de tránsito debe seguir ciertos pasos para garantizar que la prueba tendrá validez legal. Este procedimiento se describe con detalle en la Resolución 001844 del 18 de diciembre de 2015.

Algunos aspectos a tener en cuenta al someterse a una prueba de alcoholemia son:

ANTES

  • Los retenes de embriaguez constan de 10 a 15 agentes de tránsito que se instalan en lugares estratégicos de la ciudad con conos, vallas, barreras de seguridad y una carpa, a donde conducen al infractor para que un agente experto le practique la prueba de alcoholemia.
  • El agente que realiza el test debe contar con la certificación correspondiente que demuestre su competencia. Igualmente, según la Resolución 1206 de 2016,los operadores de alcohosensores deben estar registrados en el sitio web de Medicina Legal y pueden ser verificados con el número de cédula 
  • Las autoridades de tránsito deben informar al conductor de forma precisa y clara la naturaleza y objeto de la prueba, los tipos, las diferencias entre ellas, los efectos que se desprenden de su utilización y las consecuencias en caso de no permitir su práctica.
  • Se realiza una entrevista al examinado y se prepara para la medición. Si el entrevistado informa que ha ingerido alcohol, ha fumado o devuelto contenido estomacal en los últimos 15 minutos, es necesario esperar al menos 15 minutos antes de realizar la medición.

DURANTE

  • El agente que practica la prueba deberá demostrarle al conductor que el equipo utilizado (alcohosensor) está en perfectas condiciones de funcionamiento. Debe estar calibrado y certificado. La boquilla debe estar nueva y empacada individualmente.
  • El operador no debe tener contacto directo con la boquilla para asegurar la higiene.
  • El conductor al soplar la boquilla del alcoholímetro lo hará de manera continua por una sola vez. El aparato marca el resultado.
  • El agente debe mostrar el resultado al examinado e imprimirlo.

DESPUÉS

  • Si la prueba marca un resultado igual o mayor a 20mg/100 ml, el agente de tránsito debe repetir la prueba, entre los 2 y 10 minutos siguientes. Si la segunda prueba ocurre fuera de este lapso, se debe iniciar todo el ciclo de medición de nuevo.
  • Finalizado el proceso, el agente debe rellenar el formulario correspondiente y entregárselo al examinado, junto a una copia de las impresiones de los resultados.
  • En caso de un accidente de tránsito provocado por un conductor con signos de embriaguez o si hay lesionados, el agente debe llevar al conductor a Medicina Legal y solicitar por escrito los resultados de un examen de sangre.
  • El conductor tiene derecho a contrastar los resultados del test con un análisis de sangre, siempre y cuando haya realizado previamente las pruebas solicitadas por las autoridades.

¿Qué hacer en caso de no cumplimiento del protocolo?

Si te han realizado un comparendo por manejar en estado de ebriedad, pero piensas que el procedimiento utilizado no fue válido, puedes impugnar el comparendo dirigiéndote con la orden de comparendo y tu documento de identidad a la oficina del organismo de tránsito de tu ciudad. El caso se sometería a audiencia pública en la que según las pruebas aportadas, se decidirá si el presunto infractor es o no culpable.

¿Qué pasa si un conductor se niega a realizar la prueba?

Si una persona que conduce un vehículo automotor se niega a que las autoridades de tránsito le practiquen una prueba de alcoholemia, de igual forma será sancionado, no por estar en estado de embriaguez sino por negarse a practicarse la misma. Estas sanciones incluyen suspensión de la licencia de conducir y penas de prisión de 6 meses a un año.

Comentarios

INFORME AUTOFACT

Informe Autofact Chile

¡Únete a nuestros amigos en facebook!