Los 10 errores más comunes al conducir moto

Todos estos errores son evitables si tomas las precauciones. En este post te mostramos algunas costumbres que debes adoptar si quieres andar en moto sin accidentes y de forma segura.

07 de septiembre 2022

¿Quieres un carro usado? Revisa primero sus antecedentes con el Informe Autofact.

Ingresa la Placa del vehículo

No te confíes, en la moto la carrocería eres tú

Andar en moto no es difícil, ni tampoco necesitas ser un gran conductor para montar una motocicleta, pero sí hay algo que debes tener claro: debes tener mucho más cuidado conduciendo una moto que un carro, puesto que la carrocería eres tú… el accidente más tonto podría ser fatal.

Dicho eso, queremos dejarte algunos consejos para que evites caídas y accidentes. A continuación, verás los 10 errores más comunes que cometemos a la hora de andar en moto

Top 10: Errores más frecuentes al andar en moto

1.- Frenar solo con la rueda trasera

Aunque uses la moto que sea, del tipo que sea es una ley que el freno principal es el delantero. Esto ocurre por varias razones. Primero, al frenar con el delantero primero, la moto tiene una frenada seca, estable y controlada.

No tengas miedo, porque si frenas de forma gradual y suave nunca te ocurrirá lo que pasaba con las bicicletas: tocando el freno delantero te caes de boca al suelo.

Si frenas solo con la rueda trasera, que lleva la tracción de la moto además, la bloquearás haciendo que la moto derrape para cualquiera de los dos costados. Además, si usas el freno trasero para entrar a una curva, el derrape es cosa de segundos.

Ideal es que a la hora de frenar hagas estas tres cosas: reducir la velocidad, presionar suavemente el freno delantero y cuando la frenada esté casi llegando al final ayudar la frenada con el freno posterior. De esta forma estabilizamos el centro de gravedad de la moto.

2.- Bajar los pies de la moto

Hay caminos de tierra, arena, nieve o barro que hacen que la moto se tambalee, se deslice y/o ande de forma sinuosa. Los principiantes normalmente tienden a caerse en este tipo de terrenos, por lo que si es la primera vez que conduces en ellos, anda muy atento y disponible para una caída suave.

Suave, porque naturalmente vas a querer bajar la velocidad en este tipo de caminos. Al bajar la velocidad, aumentarás el andar sinuoso de la moto y tu reflejo será bajar los pies. Cuando saques tus pies de los pedalines, entonces perderás toda la estabilidad de la moto.

Sacando los pies, le quitas carga al centro de gravedad de la moto, haciendo que se descontrole su andar. Si tienes el calzado adecuado podrás apoyarte, pero tu andar será completamente errático.

Lo ideal para conducir en estos caminos, sin bajar los pies de la moto es; primero bajar un poco de libras a tus neumáticos. Si los neumáticos están muy duros la moto tiende a enterrarse y a andar de forma sinuosa. Si los desinflas el neumático se posa en el terreno blando ganando tracción.

Lo otro que sirve es intentar no bajar la velocidad, ya que si pasas un poco más rápido, la moto toma un andar más fluido y no te invitará a bajar los pies, ni menos a perder el control de la moto.

Algunos puristas dan dos consejos para ganar estabilidad. Andar de pie como los motoqueros profesionales; pues ayuda a definir el centro de gravedad abajo, ya que apoyas el peso de tu cuerpo sobre tus pies. Lo otro es apretar con tus rodillas el tanque de la moto, así la moto gana en aerodinámica.

3.- No usar el cuerpo cuando hay baches

Si vas por un camino rural, secundario o definitivamente las calles y carreteras por donde acostumbras a andar en moto son malas, entonces debes ir muy atento a cualquier imprevisto que pueda presentar la ruta.

Si ves agujeros en el camino o charcos lo ideal es reducir la velocidad y pasar por ahí como si fuese un reductor de velocidad, es decir bajando de marchas y pasando lentamente.

En caso de que un bache te sorprenda y sabes que no alcanzas a frenar, debes tomar la actitud más sport que tengas y ponerla en práctica, de lo contrario te podrías caer.

Justo antes de enfrenar el bache y en fracción de segundos, toma firme el manubrio, ponte de pie y apoya bien tus pies en los pedalines de la moto. Cuando toque pasar por el agujero o bache, levanta con tus brazos la parte delantera de la moto, crees que no es posible, pero ese jalón va a ayudar a que la rueda delantera pase por encima del agujero y sea la rueda trasera la que haga el trabajo sucio.

Si tu moto no es una scooter no debería sufrir las consecuencias, con un scooter o una bicimoto podrías romper algo. A la vez, si pasas un agujero sentado, con tu peso sobre la moto, al pasar por el bache tú y la moto caerán al agujero para luego rebotar, sufriendo una caída o pérdida de control en el mejor de los casos.

4.- No usar tu cuerpo en subidas y bajadas

Tu cuerpo y cómo lo usas al andar en moto influye mucho en la conducción, en las curvas, en las frenadas y también en subidas y bajadas. Para subir es fundamental que cargues tu cuerpo hacia delante.

Al cargarte hacia delante mientras subes, liberas de carga la rueda trasera que va traccionando, haciendo más leve su andar, más ligera la moto y por ende más fácil de subir. En cambio, si te cargas hacia atrás y la subida tiene una pendiente muy grande, quizás debas bajar de tercera a segunda, o de segunda a primera, si vas cargado hacia atrás harás que tu moto levante su rueda delantera.

En el caso de las bajadas, cargarte hacia atrás ayuda a compensar el peso de la moto en la bajada y aumentar la tracción en la rueda trasera haciendo más controlado el descenso. Si vas cargado hacia delante y te toca frenar, te irás de boca al suelo.

5.- No usar el cuerpo para las curvas

Andar en moto es balance, equilibrio y agilidad. Si bien existe un manubrio y una horquilla móvil en la parte delantera, para doblar hay que hacer más. Necesitas usar tu cuerpo para doblar y ayudar al movimiento que la horquilla por sí sola no podrá hacer.

Si doblas a la derecha, cargas tu cuerpo a la derecha y si doblas a la izquierda, pues a la izquierda. La estructura y forma de andar de la moto no está pensada para que en una curva cerrada solo uses el manillar para doblar. Si te quedan dudas, mira una carrera del Moto GP.

6.- No abrocharse el casco

Simple, no abrocharse el casco es lo mismo que no tenerlo puesto. Quizás podrás zafar de una multa si lo llevas puesto sin abrocharse, pero a la hora de un accidente, si vas con el casco desabrochado tu casco se saldrá antes de que tu cabeza impacte el suelo.

7.- Usar ropa inadecuada

Hay ropa especialmente fabricada para andar en moto con protecciones y materiales más resistentes, los que te protegerán de cualquier caída, quemadura o accidente en general.

Si no tienes la ropa específica para andar en moto, entonces a lo menos debes tener unos zapatos robustos, si son de seguridad mejor. Usar jeans o algún otro material igual de resistente y alguna chaqueta de cuero o algo que te proteja los brazos.

También es bueno usar guantes, esos sí es mejor que sean específicos para motos, antiparras, chaleco y por supuesto un casco certificado.

8.- Hacer zigzag en la vía pública

Si sabes andar en moto no es una maniobra peligrosa como tal, incluso puede ser divertida; el problema es que podrías chocar con otros vehículos que vayan por la ruta y que no veas por ir zigzagueando. Evita hacerlo en la vía pública.

9.- Subestimar la pista

Una cosa es el miedo y la otra el respeto. Cuando pierdes las dos puedes estar en peligro. Eso sí, te aclaramos que nunca es recomendable conducir con miedo, puesto que puedes hacer movimientos dubitativos a la hora de una maniobra exigente. Si vas con miedo algún error cometerás.

Lo trascendental es transformar el miedo en respeto. Es decir, en saber cuándo se puede acelerar y cuándo no; en tener confianza en la conducción, pero jamás confiarse; saber cuáles son los límites y hasta dónde se puede disfrutar. Nunca subestimes la ruta, disfrútala, pero respétala.

10.- No preocuparse de la presión de aire de los neumáticos

Como te dijimos más arriba, la presión de neumáticos influye fuertemente en el andar de la moto- y también en los carros. Si las llantas de la moto están muy infladas la moto anda más ligera, pero pierde tracción, ya que muy infladas pierden superficie de contacto con el asfalto.

Al perder tracción se hace más fácil que pierdas el control en una frenada o en una curva. Mientras que si van muy desinflados corres riesgo de disminuir la vida útil de las llantas, poncharlas y también perder tracción en el asfalto.

Revisa en el manual de tu moto cuál es la presión adecuada para el tamaño, tipo de moto y ruta por la que andarás.

¿Quieres un carro usado? Revisa primero sus antecedentes con el Informe Autofact.

Ingresa la Placa del vehículo