10 Tips para ponerle el precio a los carros usados

Aprende cómo establecer el precio de los carros usados a la hora de venderlos, considerando los principales factores que influyen en su valor monetario.

18 de abril 2022

Poner el precio en carros usados: Encontrar el equilibrio entre lo caro y lo barato

Ponerle el precio correcto a tu vehículo usado es uno de los pasos más importantes cuando decides ponerlo a la venta porque puede definir cuánto tardarás en venderlo; si le colocas un precio muy alto, no encontrarás muchos compradores que estén dispuestos a pagar ese valor, pero, si le asignas un precio muy bajo, a pesar de atraer muchos potenciales compradores, no será un buen negocio para ti.

Guiarse por los precios del mercado a veces es confuso, ya que los valores de dos vehículos de características similares pueden variar en gran medida. Al final, el dueño pone el precio según lo que le parezca y quiera ganar.

Recuerda que el objetivo final es encontrar el equilibrio entre un vehículo que se venda rápido y que logres sacar el mayor provecho, sobre todo si estás contando con este dinero para invertirlo en otro bien mueble o inmueble.

Por eso, a continuación te presentamos las 10 claves que te ayudarán a encontrar el precio justo de tu carro usado.

Solicita en minutos el Informe Autofact de cualquier placa y conoce sus antecedentes

Ingresa la Placa del vehículo

1. Busca las referencias más recientes

Comienza por buscar en internet o acudir a un concesionario para saber en cuánto se vende el modelo más reciente. Este dato constituirá una base a partir de la cual podrás ir disminuyendo el precio de acuerdo a las características de tu carro.

Ten presente también que un carro nuevo, al pisar la calle, ya sufre una rebaja en su valor.

2. Relación kilometraje/años del vehículo

Lo ideal es que el máximo de recorrido por año no sobrepase los 20.000 kilómetros máximo. Obviamente, si el carro ha sido bastante más usado, valdrá mucho menos que uno que ha recorrido pocos kilómetros de acuerdo los años que tiene.

3. Situación del mercado

Otro factor que se impone es la oferta de vehículos del mismo modelo y año. Mientras más carros similares haya a la venta en el momento, menor será el valor.

4. Estado actual del vehículo

Fíjate en los desperfectos que presenta el carro. Por ejemplo, si la carrocería tiene golpes o abolladuras, luces que no sirven, un aire acondicionado averiado, llantas gastadas. Todo se debe descontar del precio final.

5. Reparaciones o accidentes anteriores

Si el carro sufrió de golpes graves o estuvo involucrado en algún accidente, esto también representa una desventaja a la hora de valorizar. Además, mientras más repuestos alternativos tenga el vehículo, más bajo debe ser el precio. Por el contrario, si el carro nunca ha sufrido accidentes, tendrá un mayor valor.

6. Documentos

¿El vehículo tiene todos los papeles en regla? ¿Está al día con impuestos? ¿No tiene prendas o limitaciones? ¿Está asegurado? Estas son algunas de las preguntas que puedes responder revisando los documentos del carro. Si este presenta dificultades en alguno de los temas, será necesario bajar su precio para convencer a los posibles compradores.

7. Accesorios y extras

Tapicería de cuero, GPS, sistema de entretenimiento, aire acondicionado, etc. son otros aspectos que le ponen un valor extra al carro de segunda mano que estás vendiendo.

8. Usos que ha tenido

¿El vehículo es de servicio público, ha sido alquilado o usado con otros propósitos comerciales? Si la respuesta es afirmativa, esto afectará negativamente el costo del carro, debido al desgaste que presentan estas máquinas por su intensivo uso.

9. Historial de propietarios

Es bien sabido que los vehículos con único dueño suelen venderse a un precio mayor y son más atractivos para los compradores que los que ya han pasado por varios dueños, ya que aumentan las probabilidades de que no haya sido tratado adecuadamente en el pasado. 

10. Margen para negociar

Siempre es conveniente situar el precio dentro del rango superior del promedio. De esta manera, podrás tener un espacio para negociar el precio sin perder dinero.

Siguiendo estas pautas, podrás asignar fácilmente un precio justo a tu carro y sacarle el mayor beneficio. Sin embargo, si pones el vehículo a la venta y no recibes ninguna respuesta dentro de un tiempo prudente, vuelve a revisar cada uno de estos factores para saber si has cometido algún error de cálculo que te esté saboteando la venta.

Solicita en minutos el Informe Autofact de cualquier placa y conoce sus antecedentes

Ingresa la Placa del vehículo