Prueba de ruta de un vehículo usado

Siente el carro que vas a comprar, evalúa si estás cómodo, te convence y gusta su andar. Aquí te entregamos algunos tips para hacer la prueba de ruta.

14 de diciembre 2022

¿Qué es una prueba de ruta?

La prueba de ruta de un carro es simplemente conducir el vehículo que quieres comprar; hay muchas cosas que debes evaluar antes de decidirte por un auto. Si no sabes cuáles son, en Autofact te podemos orientar.

Es importante que hagas una prueba de ruta antes de decidirte a comprar un auto usado, porque además de conocer el estado mecánico, funcional y estético; es importante que veas si ese modelo que querías, efectivamente te gusta, te acomoda y cumple tus expectativas. No compres nunca un carro usado sin antes hacer una prueba de ruta.

Consulta la placa de un carro usado
user-vehicle
Consulta la placa de un carro usado
y obtén un Informe Autofact con el historial
más completo y actualizado

Prueba de ruta paso por paso

1. Siéntate en el puesto del conductor

Observa todo, el estado del interior del carro; qué te parecen los ángulos de visión, si el parabrisas es lo suficientemente alto para ti; si tienes buena visibilidad hacia atrás. Evalúa si te sientes cómodo sentado en el auto.

Luego, gira la llave hasta ON y corrobora que se enciendan las luces del tablero. Ahí da arranque al carro y deben apagarse todas. Si queda encendida la luz del check engine, la luz de temperatura o la de la batería, entonces podría haber un problema.

El check engine, podría ser un problema menor, como el aire acondicionado; pero también podría acusar un problema más grave. Mientras que la luz de temperatura o batería son problemas mayores.

Si se prende la luz de la batería, con el auto andando, lo más probable es que haya problemas con el alternador.

Da algunas aceleradas, si se apaga la luz de la batería, puede ser el ralentí del auto que está demasiado bajo, pero si sigue encendida, entonces hay problemas con el alternador o la batería; en ambos casos lo mejor es reemplazar.

Si se prende la luz de la temperatura y el marcador está alto, entonces ni siquiera andes. Ese carro, puede tener problemas con su bomba de agua, radiador o termostato, ya que está haciendo hervir el líquido refrigerante. Si no se soluciona ese problema, tarde o temprano se funde el motor.

2. Que andar se sienta agradable

Recuerda haber ajustado bien el asiento respecto de la distancia de los pedales. Cuando pises el embrague para poner primera, debe ser suave y llegar hasta el fondo. Si sientes que cruje, podría haber un problema. Peor aún, si al salir en primera el auto vibra, entonces el embrague está malo.

Probablemente el carro de todas formas va a andar, pero los problemas iniciales del embrague se manifiestan como te contamos. Luego, andando, el andar debe ser suave, con un paso de marchas fluido, pese a un problema al embrague.

Es importante sentir que la palanca de cambios está firme, que entran bien las marchas y que al ir a mayor velocidad no se sienta un zumbido proveniente de la caja de cambios.

Al andar algunos minutos verifica que la temperatura esté en orden y que no se hayan encendido luces en el tablero. Es fundamental que el marcador de temperatura esté siempre más o menos por la mitad.

Haz aceleradas y siente el desempeño del auto, ¿te gusta? Intenta tomar algunas curvas de manera algo más brusca para chequear la estabilidad y suspensión del auto.

Prueba también con frenadas; que el pedal no se vaya hasta el fondo, que la frenada sea inmediata y que no se vaya hacia los costados. Si tiene ABS, no debe patinar. Si hay problemas en los frenos revisa si se ven fugas por detrás de las ruedas.

La dirección no debe estar dura, ni tener mucho juego el volante. La oscilación es leve. A la vez, al virar, la dirección debe retornar a su posición por la inercia y nunca debe vibrar.

Comprueba si funcionan bien las luces, los intermitentes, el limpiaparabrisas y otros accesorios, como el control de estabilidad o el control de tracción.

Cuidado con las fallas

Para ayudarte más te mostramos un recuadro que grafica en qué casos no comprar por ningún motivo; o en cuál puede ser reparable, pese a la magnitud de la falla; y otro donde, pese a la falla, comprar ese auto sería un buen negocio. Siempre y cuando, pensando que se ofrecen a un precio conveniente.

FALLAVERDEAMARILLOROJO
EmbragueX  
Caja de cambios  X
Humo negro X 
Humo blanco  X
Humo grisX  
Humo azul  X
FrenosX  
DirecciónX  
Refrigeración  X
Motor  X
Accesorios y ConfortX  

Respecto de las fallas marcadas en verde, embragues, frenos y dirección, suelen ser fallas que implican ir a un taller para reparar, pero no implican mayor riesgo para la mecánica y el estado del auto.

Cuando el humo es gris, puede haber problema en la admisión, como el filtro tapado; quizás algún sensor de oxígeno.

Mientras que las fallas en amarillo, representan un posible problema más preocupante. El humo negro podría ser problema de bujías o en la inyección.

La refrigeración podría ser un problema menor, pero si se anduvo mucho tiempo con ese problema, el motor podría tener daños más graves, como falta de compresión.

Si está en la casilla roja, entonces no compres ese auto. Por ejemplo, el humo blanco, es que se está pasando líquido refrigerante al interior del motor, lo que puede ser fatal, porque el aceite de motor se corta con el agua y hay que ajustar el motor completo.

Solo sería algo normal, si es que sale humo blanco cuando recién se enciende el vehículo muy temprano en la mañana, o en días de mucha lluvia, puesto que podría haber humedad o agua dentro del tubo de escape solamente, la cual se evaporaría con las primeras aceleradas; ahí no debería salir más humo blanco y no habrá ningún problema.

La caja de cambios y los ajustes de motor implican inversiones bastante costosas, por lo que ahí es mejor recular e ir a ver otra opción. Si hay humo azul está quemando aceite, también va a requerir intervención dentro del motor.

Informe Autofact

¿Quieres comprar un carro usado? Antes de decidirte por uno, revisa su Informe Autofact y conoce si tiene multas u otras obligaciones pendientes de pago.

Ingresa una patente

Dos consejos antes de la prueba de ruta

Antes de ir a hacer una prueba de ruta, antes de comenzar a buscar un auto, debes preguntarte, ¿para qué quiero ese auto? Coteja tu presupuesto, gustos, necesidades y expectativas.

Determina previamente qué tipo de auto quieres, si quieres potencia o eficiencia, si quieres usado o seminuevo.

Lo otro que es bueno considerar, es que aunque te guste mucho un auto usado, intenta probar otro, no compres el primero que ves. Ve, cotiza y haz prueba de ruta a otros vehículos para comprar.

Informe Autofact

¿Quieres comprar un carro usado? Antes de decidirte por uno, revisa su Informe Autofact y conoce si tiene multas u otras obligaciones pendientes de pago.

Ingresa una patente